Respuestas

2013-03-19T02:01:18+01:00
La fiebre de la plata Después de la ola de la producción aurífera, se empieza a gestar el interés por una mejor explotación del mineral argento. Este elemento, por lo general, se encuentra unido a otros en los yacimientos, por eso su recuperación no es tarea fácil. L. Videla  

 

“Desafío a todos los científicos del mundo para liberar la plata del mineral que hay en la mina Veladero. A ese fin es que se ofrece un premio al trabajo de investigación de 10 millones de dólares”. Ese par de frases, que se difundieron durante los últimos días de septiembre pasado por la web y medios de comunicación, fue suficiente para captar (y sobre todo motivar) el interés de estudiosos y profesionales sanjuaninos. Entre ellos, los miembros del Instituto de Investigaciones Mineras (IIM) de la Universidad Nacional de San Juan, que no dudaron en enfrentar un reto y planean una propuesta para presentarle a Barrick, compañía canadiense a cargo de la mina aurífera y promotora de la tentadora oferta millonaria. “Vamos a intentar plantear una iniciativa para estudiar el tema. Somos conscientes de que no se puede aplicar ningún proceso que aumente excesivamente el costo actual que tiene la compañía, tenemos que estar dentro de los márgenes que se trabajan en el proyecto”, dijo Pedro Sarquís, director del IIM.

Por lo general, según comentan los expertos en minería, la plata siempre aparece, en los yacimientos, asociada con el oro y con otros minerales como los sulfuros (de plomo, cinc, cobre, etcétera). En otras palabras, la plata es un subproducto, muy difícil de recuperar. “En el caso particular de Veladero, este mineral se encuentra encapsulado. Por ese motivo, desde el aspecto metalúrgico, su recuperación es muy difícil”, contó Fernando Barrigón, jefe de Geología de Veladero. Es decir que, a través de la cianuración (método que se utiliza para obtener el oro y la plata en el proyecto iglesiano), el mineral dorado tiene recuperaciones altas porque sus partículas están más accesibles al ataque, mientras que las de plata permanecen cubiertas, poco viables para su disolución. Por eso la empresa canadiense lanzó el desafío, con el fin de obtener una mejor liberación de la plata (un metal actualmente bien cotizado en el mercado: en dólares, el equivalente a casi 2,20 pesos el gramo) con un costo operativo bajo.

Los investigadores de la UNSJ reconocen que lograr el desarrollo del método deseado no será nada simple, pero sí mantienen las esperanzas de poder realizar algunas cuestiones de ajuste que puedan conseguir ciertas mejoras dentro del mismo proceso. “En ese sentido, puede haber varias alternativas, pero siempre manejándonos dentro de las limitaciones de que no podemos hacer cosas extraordinarias ni procesos costosos ni agregar más etapas al método actual”, comentó Sarquís.

Aunque la propuesta y el equipo que trabajará en el plan todavía no están definidos, desde el IIM confirmaron que pronto comenzarán a ocuparse de lleno en la investigación. Para eso, participarán docentes, alumnos, técnicos y otros miembros que pertenecen al instituto.

Desde el punto de vista de los estudiosos, existen soluciones técnicas, pero que no son aplicables al proyecto sanjuanino porque significaría incrementar procesos adicionales, como moliendas muy finas. Pero esos métodos no se pueden aplicar ya que el beneficio económico no pagaría el alto costo de los mismos.

El hecho de que la plata se presenta como un mineral accesorio, excepto en algunos casos, y de que su recuperación es muy baja, incide en que las exploraciones de las grandes compañías se limiten a la búsqueda de este mineral en un segundo plano.

Actualmente, en la Dirección de Minería de la provincia, hay registrados unos 22 prospectos y proyectos en los que se explora por oro, en su mayoría, y otros pocos por plomo. De esta manera, en estos casos la plata se presenta en forma subordinada. En este marco, “no es común la existencia de minas exclusivamente de plata. Este tipo de yacimientos están, principalmente, en Bolivia y en México”, destacó Barrigón. De todas maneras, San Juan también cuenta con antecedentes de minas que produjeron plata en forma exclusiva durante los siglos XIX y XX (ver página 10).

Aunque desde la entidad minera dijeron que no cuentan con los registros de las reservas de plata que tiene la provincia, la página oficial del organismo, que está actualizada hasta el año 2006, establece que “la provincia de San Juan tiene la gran oportunidad de convertirse en una potencia minera a nivel mundial por la calidad de sus yacimientos de metales preciosos. En el corto lapso de los últimos 3 años, se han encontrado unos 27 millones de onzas de oro y 637 millones de onzas (1 onza son 20 gramos) de plata en seis depósitos diferentes”. De esta manera, cualquier avance tecnológico que se logre en la separación de la plata será todo un aliciente, no sólo por la virtual “recompensa” de 10 millones de dólares (unos 32 millones de pesos) que ofrece Barrick, sino por la puerta que abrirá al aprovechamiento de los recursos naturales.

 

 

 

 

la del lobo no la se