Respuestas

2013-03-17T23:55:42+01:00

TEXTO DRMATICO 
ROMEO Y JULIETA
(Tomando la mano de Julieta)
Si con mi mano, por demás indigna
profano este santo relicario,
he aquí la gentil expiación:
Mis labios, como dos ruborosos peregrinos,
están prontos, están prontos
a suavizar con un tierno beso
tan rudo contacto.
Julieta:
El peregrino ha errado la senda
aunque parece devoto.
El palmero sólo ha de besar
manos de santo.
Romeo:
Pues oídme serena mientras
mis labios rezan, y los vuestros
me purifican. (La besa)
Julieta:
En mis labios queda
la marca de vuestro pecado.
Romeo:
¿Del pecado de mis labios?
Ellos se arrepentirán
con otro beso. (Torna a besarla)

 

TEXTO NARRATIVO 

 

Ejemplo de texto narrativo He aquí un breve ejemplo de texto narrativo tomado de Tormento , de Benito Pérez Galdós (capítulo17).Es un texto corto pero muy rico en elementos característicos de los textos narrativos. Ideal para unanálisis fácil.  Empezó el tal a leer su periódico con mucha atención. Desgraciadamente para él, la prensa,amordazada por la previa censura, no podía ya dar al público noticias alarmantes, ni hablar de las partidas de Aragón, acaudilladas por Prim, ni hacer presagios de próximos trastornos. Pero aquel  periódico sabía poner entre líneas todo el ardor revolucionario que abrasaba al país, y Polo sabía leerlo y se encantaba con la idea de un cataclismo que volviera las cosas del revés. Si él pudiese arrimar el hombro a obra tan grande, ¡con qué gusto lo haría! La noche la pasó mejor que otras veces, y al día siguiente, en vez de permanecer clavado en el  sillón, paseaba muy dispuesto por la sala, como hombre que acaricia el sabroso proyecto de echarse ala calle, en el sentido pacífico de la frase. Poco después del medio día le visitó el mejor de sus amigos, D. Juan Manuel Nones, presbítero, hombre bondadosísimo, ya muy viejo, del cual es forzoso decir algunas palabras. El Asno y El Hielo   Era invierno, hacía mucho frío y todos los caminos se hallaban helados. El asnito, que estaba cansado, no seencontraba con ánimos para caminar hasta el establo.-iEa, aquí me quedo! -se dijo, de-jándose caer al suelo. Un aterido y hambriento gorrioncillo fue a posarse cerca desu oreja y le dijo:-Asno, buen amigo, tenga cuidado; no estás en el camino, sino en un lago helado.-Déjame, tengo sueño ! Y, con un largo bostezo, se quedó dormido.Poco a poco, el calor de su cuerpo comenzó a fundir el hielo hasta que, de pronto, se rompió con un gran chasquido.El asno despertó al caer al agua y empezó a pedir socorro, pero nadie pudo ayudarle, aunque el gorrión bien lohubiera querido.La historia del asnito ahogado debería hacer reflexionar a muchos holgazanes. Porque la pereza suele traer estasconsecuencias.
22 3 22