Respuestas

2013-03-17T20:22:26+01:00

El Mallorca será el primero de los dos bancos de pruebas de los que disfrutará el Real Madrid antes de enfrentarse el 3 de abril al Galatasaray en la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones, competición a la que los blancos prestarán casi toda su atención mientras el torneo de la regularidad esté casi perdido.

Con el Barcelona líder a trece puntos de distancia a falta de once jornadas para que acabe el campeonato, los hombres de Mourinho tienen puesta la mirada en dos objetivos muy claros: la final de la Copa del Rey y conseguir la décima Copa de Europa. El segundo de los retos es el más inmediato y el primer asalto llegará el miércoles 3 de abril, cuando el Galatasaray visite el Santiago Bernabéu. Hasta ese día, el cuadro madridista habrá tenido que disputar dos encuentros, ante el Mallorca y el Zaragoza, que servirán a Mourinho para calibrar cuál es el estado de algunos de sus jugadores. 

Estimular la competencia

Algunos de los menos habituales podrían tener alguna oportunidad para demostrar al luso que deben ser fijos en el once inicial de uno de los encuentros más importantes de la temporada. Casi todos en las segundas partes, porque Mourinho no será partidario de hacer muchos experimentos. Nombres como los del croata Modric, los brasileños Kaká y Marcelo, Callejón o incluso el portugués Pepe, un fijo en cualquier alineación de Mourinho pero ahora suplente tras la irrupción del francés Varane, podrían disfrutar de minutos. 

De momento, para el once ante el Mallorca, Kaká y Callejón se disputarán el hueco del lesionado Di María. A la baja del argentino se une la de Casillas, cuya posible reaparición se espera para el encuentro en La Romareda. Benzema e Higuaín vivirán la otra disputa para lograr convencer al técnico portugués y salir desde el inicio.