Respuestas

2013-03-13T17:07:27+01:00

El señor del cero
José Ben Alvar, un chico cristiano, vive en en Córdoba en la época de los mulsulmanes, yendo a una escuela donde le llaman “Sidi sirf” (señor del cero) por su facilidad para el calculo. 

Alí Ben Salomón, un chico creyente del islam de padre mercante que odia a José que fue a decirle al cadí para que lo castige por ser de otra religión. El problema era que tenían testigos, aunque el cadí fue bondadoso y lo mandó a las tierras del norte, a un convenio llamado Santa Maria de Ripol. Allí conoció a Emma: Una chica que desea ser monja en un convenio y Gerbert: Un chico que estudia las cuatro ciencias en números romanos y a quien José enseñará los números árabes. En el convenio se estudiaba igual que en los colegios y se copiaban y traducían libros. 


Un día reciben la noticia de que Emma se va a tener que casar con un súbdito del califa a la fuerza, aunque ama a José antes de la boda mandaron a José al sótano para encerrarlo, pero Arnuf lo libera, lo casa con Emma y les dá dinero para empezar una nueva vida en el monasterio de Leyre.

 

espero qe te halla servido... =D

2013-03-13T17:09:53+01:00

Este libro empieza de que un niño llamado José Ben Alvar y sus compañeros de
clase, escuchan a su profesor mientras dictaba un problema. José fue el mas rápido en levantar la mano por
eso era llamado Sidi Sifr significaba El Señor del Cero. José era el mejor estudiante de esa escuela. El
profesor quería que José ganase el trofeo Califa, pero le iba resultar muy difícil, porque José era cristiano y el
premio solo se le daba a los niños musulmanes. Alí Ben Solomon tenia embidiaba de José, Alí Ben Solomon
era también buen estudiante, pero no tan bueno como José. La voz del muerzin llamo a la oración, todos los
musulmanes cogieron cada uno su alfombra y se pusieron a dar la oración. Cuan do acabó la oración el
profesor mando a todos los alumnos irse a sus casas. Cuando salieron de la clase Alí Ben Solomon recrimino a
José que fuera cristiano, pero Mohamed se metió en la disputa y defendió a José. La ceremonia comenzaba en
las murallas, desde la puerta de la ciudad hasta Medin Azhara. Estaba repleto de alfombras, en la puerta estaba
Rezmundo, el obispo cristianó de Córdoba, y al lado el cadí de los cristianos, y al lado otro lado de Rezmundo
una vasija con agua bendita, y al lado de la vasija José Ben Alvar y otros chicos, todos ellos esperando a los
catalanes Dos hombres paseaban por el lado del clausto, los dos llevaban el largo hábito negro de los monjes,
y su pelo brillaba al sol al igual que sus dos anillos que llevaban cada uno en un dedo. Empezaron hablar de
las cosechas, y del conde Borrel, y del rey Lotario. Arnulf empezó hablar de ir pensando en personalizarse,
que la provincia tarraconense era la antigüedad romana era un buen arzobispo, sus abuelos creían que la iglesia fue fundada por el mismísimo San Pablo, y se preguntaba porque dependía ahora de Narbona. Porque
tras la invasión de los árabes no tenían gente para cosechar y por eso no tienen beneficios. Córdoba es el
imperio más fuerte y estás entre Córdoba y los Francos, para que pudieran cosechar mandaron tributos a los
dos, presento al arzobispo Ató un monje del monasterio de San Geraud d´Aurillac y muy inteligente, quiere
seguir sus conocimientos en el monasterio de Santa María, El joven se inclinó a besar el anillo de Arnulf, que
le dio la biembenida y la oración. El Califa nombro a cuatro benerables, para que escucharan a la gente,
porque el no podía escuchar a todos. Uno de ellos era Ibn Rezi. Un día, vino Solomon Ben Zahin, para acusar
a José Ben Alvar de blasfemia. Cuando se marcho Solomon Ben Zahin, Ibn Rezi mando llamar a José Ben
Alvar para que le fuera ver. Cuando se lo contó le dijo José a Ibn Rezi que era mentira, Ibn Rezi le dijo que le
creía. También le dijo que a partir de ese momento su vida ya había cambiado y que se tenía que marchar de
la ciudad. Le mando que se fuera al Norte de la frontera, allí no le hivan hacer nada porque el era la voz de
Califa, y de que ya no podía seguir sus conocimientos. José se marcho de la casa de sus padres, se marcho en
una caravana con otras personas que se dirigían al monasterio se Santa María de Ripoll. Cuando llegaron al
monasterio, José conoció a una monja del monasterio de al lado, ella se llamaba Emma. Le dieron la
bienbenida al monasterio unos cuantos monjes, entre esos monjes José conoció a un niño que era monje, que
le enseño todo el monasterio, el monje se llamaba Gerbert, el no conocía los números arábicos y José se los
enseño. Un monje llamado Hugo, el sacristán, creía que los números arábicos eran números del diablo,
entonces les arbirtió de que no los volvieran a escribir, solo se podía escribir lo que se a relacionado con la
Biblia, y se dio la vuelta y se marcho. José Ben Alvar se hizo monje para que no le descubrieran, recibió la
enorabuena de Gerbert, Arnulf y de Emma. José Ben Alvar añoraba las costumbres del otro monasterio y a sus
padres. El obispo Aymeric de Narbona, vino al monasterio. El hermano Hugo se acerco al centro de la sala y
dijo que en el monasterio habia libros del diablo, que los habia traido José Ben Alvar y una monja del
monasterio de al lado estaba bajo sus echizos . El obispo castigo a José y a Emma en el calabozo, solo podían
comer una vez al día y a pan y agua, hasta que el volviera de su viaje. El Abad sacó a José y a Emma de sus
calabazos los caso, la boda fue rápida, y los se marcharon hacia el monasterio de Leyre, porque allí el
mandato del Calífa no llegaba.