Respuestas

2013-03-04T23:49:03+01:00

La gran extensión del Imperio romano y las diferencias entre las provincias que lo
integraban dificultaron su administración. El emperador Diocleciano intentando
buscar una solución a esta cuestión resolvió dividir el imperio en dos regiones
administrativas (oriente y occidente), cada una bajo la autoridad de un augusto
(emperador), del que dependía un césar. Este sistema se conoce como tetrarquía.
Durante siglos, el imperio romano había mantenido contacto con los pueblos que
se encontraban más allá de sus fronteras, principalmente los germanos, llamados
bárbaros porque no conocían el latín. Los primeros germanos llegaron en grupos
reducidos y el imperio los incorporó fácilmente, dándoles tierras a cambio de que
sirvieran en el ejército.
Pero, a partir del año 376 d.C., los germanos asentados en el sur del actual
territorio perteneciente a Rusia, presionados por los hunos, comenzaron a invadir
el imperio. Si bien los hunos y su jefe Atila fueron derrotados en el año 453, los
restantes pueblos bárbaros continuaron penetrando en todos los rincones del
imperio.
Más tarde, otros pueblos bárbaros llevaron adelante sucesivos ataques, situación
que junto a la descomposición interior del propio imperio condujo al fin del mismo
en el año 476, cuando un jefe bárbaro depuso al último emperador romano de
occidente.
La Edad Media
La Edad Media es el período histórico con que se conoce a los 1000 años que van
desde el siglo V al siglo XV. Se caracterizó, entre el siglo V y el VIII, por la
existencia de reinos débiles, porque la gente se hallaba desparramada en el
campo o en pequeños poblados –sin que existieran grandes ciudades-, porque la
vida transcurría entre invasiones, guerras y saqueos. Es decir, que al fracturarse la
antigua unidad imperial, en el occidente se formaron los Reinos Romano
Germánicos. Estos fueron el resultado del encuentro de la cultura de los germanos
con la civilización romana y produjeron una síntesis que constituyó la base del
mundo medieval.
Hacia el siglo IX era posible reconocer tres tipos de culturas diferentes en torno al
Mar mediterráneo: Europa Occidental, El Imperio Romano de Oriente o
Bizantino y el Islam.