Respuestas

2013-02-26T03:14:49+01:00

A pesar de que los defensores de la marihuana la describen como una droga suave y poco peligrosa, los diversos estudios científicos que se han realizado desde los años setenta indican lo contrario. La nueva investigación subsidiada por el Instituto Nacional de Investigación sobre el Abuso de Drogas en la Escuela de Medicina de Harvard es una prueba más de que los usuarios crónicos de marihuana sufren del síndrome de abstinencia cuando dejan de fumar la sustancia. El comportamiento agresivo es parte importante de este síndrome, caracterizado también por insomnio, agitación, pérdida del apetito e irritabilidad. Si bien el síndrome es menos pronunciado que el de la abstinencia del alcohol, los opiáceos o la cocaína, es suficientemente fuerte para motivar la reincidencia en el hábito. Es esencial llegar a un mejor conocimiento de la naturaleza de ese síndrome para poder desarrollar estrategias contra el uso de la marihuana, que es la droga ilícita usada más comúnmente en los Estados Unidos de América. En la encuesta de hogares sobre el uso indebido de drogas que se llevó a cabo en 1997, más de 11 millones de personas declararon que habían fumado marihuana durante el mes anterior. Esta droga no solo causa adicción y un consumo compulsivo que afecta a las relaciones del usuario con la familia y su desempeño en la escuela o el trabajo, sino que causa problemas físicos, como una tos crónica relacionada con el hábito de fumar o problemas psicológicos por el efecto de sedación que tienen las dosis altas.

En el estudio de Harvard se usó una prueba computadorizada de comportamiento agresivo para comparar a 17 usuarios crónicos de marihuana con 20 fumadores infrecuentes o que habían dejado el hábito. Todos los participantes eran voluntarios que se abstuvieron del uso de marihuana durante el estudio. Ninguno sabía que se estaba observando su comportamiento, pues se les hizo creer que el estudio estaba centrado en medir características fisiológicas como el pulso y la temperatura. Se trataba de un juego en el que se intentaba ganar puntos (cada punto valía 50 centavos) y restarle los tantos ganados a un adversario que se suponía estuviera participando desde otra habitación. Los sujetos participaron al comienzo del estudio y en los días 1, 3, 7 y 28 de abstinencia. Los resultados muestran claramente que los usuarios regulares de marihuana mostraron mucha más agresividad que los del otro grupo en los días 3 y 7, lo que indica su irritabilidad durante la primera semana de abstinencia.