Respuestas

2013-02-15T21:25:47+01:00

El tratamiento para la hipertensión y la insuficiencia renal crónica incluye seguir una dieta saludable, hacer ejercicios y tomar medicamentos? Es conveniente que la presión arterial se mantenga por debajo de 130/80 si padece una insuficiencia renal crónica

vínculo que existe entre la hipertensión y la
insuficiencia renal
Se vinculan de dos maneras:
1) La hipertensión es la causa principal de la insuficiencia renal
crónica. Con el tiempo, la hipertensión puede dañar los
vasos sanguíneos que recorren todo el cuerpo. Esto puede
reducir el suministro de sangre a órganos importantes como
los riñones. La hipertensión daña también las diminutas
unidades filtrantes de los riñones. En consecuencia, los
riñones pueden dejar de eliminar los desechos y líquidos
extras de la sangre. El líquido extra en los vasos sanguíneos
puede aumentar la presión arterial aún más.
2) La hipertensión puede ser también una complicación de la
insuficiencia renal crónica. Los riñones juegan un papel
fundamental para mantener la presión arterial en un nivel
saludable. Los riñones enfermos son menos capaces de
ayudar a regular la presión arterial. En consecuencia, la
presión arterial aumenta.
Si se tiene insuficiencia renal crónica, la hipertensión aumenta
las posibilidades de que la enfermedad del riñón se empeore y de
tener problemas cardiacos. Seguir un plan de tratamiento y
mantener la presión arterial controlada pueden ayudar a evitar que
la insuficiencia renal empeore así como la enfermedad cardia

2013-02-16T03:19:24+01:00

l riñón puede ser la causa de la hipertensión arterial aunque también sufre sus consecuencias.

1. La nicturia constituye el síntoma renal más precoz de la afección renal y traduce la pérdida de la capacidad de concentración. Un incremento de la diuresis sólo se produce si se superan los límites de autorregulación, que precisamente están desplazados hacia la derecha en la hipertensión crónica. En los casos de exacerbaciones bruscas de la presión arterial se observa poliuria y natriuresis exagerada, como ocurre en la fase maligna de la hipertensión.

2. Hiperuricemia. Una minoría de pacientes con hipertensión esencial tienen hiperuricemia no debida a tratamiento diurético. Al parecer, es secundaria a una disminución de la excreción renal de ácido úrico y puede ser un signo temprano de afección del flujo sanguíneo (nefroangiosclerosis).

3. Microalbuminuria. Es el signo más precoz de nefroangiosclerosis y constituye por sí mismo un factor de riesgo cardiovascular. Puede evolucionar a franca proteinuria y raramente a niveles de síndrome nefrótico.

4. Insuficiencia renal. Los cambios vasculares propios de la hipertensión (hiperplasia y nefrosclerosis hialina) condicionan un aumento de la resistencia vascular renal, con disminución del flujo plasmático renal y posteriormente, debido a la autorregulación renal, del filtrado glomerular (nefroangiosclerosis hipertensiva). Los riñones suelen estar algo disminuidos de tamaño. En el paciente joven y con hipertensión de no muy larga duración, la insuficiencia renal es rara. Sin embargo, la nefroangiosclerosis es la causa de inicio de diálisis del 15-23% de los pacientes en EE. UU. y es, después de la diabetes, la causa más frecuente de insuficiencia renal crónica terminal. Con un buen control de la presión arterial se preserva la función renal en la mayoría de los pacientes, pero no en todos ellos. Por el contrario, en la hipertensión acelerada o maligna la gravedad de las lesiones renales y la intensidad de la hipertensión causan frecuentemente insuficiencia renal. La proteinuria puede ser intensa, aunque pocas veces supera los 5 g/día, y el sedimento urinario muestra microhematuria y/o macrohematuria, con cilindros hialinos y granulares. Por lo común, los riñones no están disminuidos de tamaño.

 

espero que te sirva suerte