Respuestas

2013-02-15T21:48:32+01:00

La investigación es una aventura relacionada directamente con el anhelo de conocimiento propio del ser humano y es
un proceso que resulta fascinante desde su gestación. 
Pero la investigación es mucho más, es un proceso creativo que va creciendo a medida que avanza y cuyas fases están
estrechamente interrelacionadas. Con el propósito de acercar este proceso a los que desean llevar a cabo un estudio de
investigación, podríamos decir, que este proceso tiene tres fases claramente delimitadas:
1. Fase conceptual
2. Fase metodológica
3. Fase empírica
La fase conceptual de la investigación es aquella que va desde la concepción del problema de investigación a la
concreción de los objetivos del estudio que pretendemos llevar a cabo. Esta es una fase de fundamentación del
problema en el que el investigador descubre la pertinencia y la viabilidad de su investigación, o por el contrario,
encuentra el resultado de su pregunta en el análisis de lo que otros han investigado.
1. La formulación de la pregunta de investigación: En este apartado el investigador debe dar forma a la idea
que representa a su problema de investigación.
2. Revisión bibliográfica de lo que otros autores han investigado sobre nuestro tema de investigación, que
nos ayude a justificar y concretar nuestro problema de investigación.
3. Descripción del marco de referencia de nuestro estudio: Desde qué perspectiva teórica abordamos la
investigación.
4. Relación de los objetivos e hipótesis de la investigación: Enunciar la finalidad de nuestro estudio y el
comportamiento esperado de nuestro objeto de investigación.
La fase metodológica es una fase de diseño, en la que la idea toma forma. En esta fase dibujamos el "traje" que le
hemos confeccionado a nuestro estudio a partir de nuestra idea original. Sin una conceptualización adecuada del
problema de investigación en la fase anterior, resulta muy difícil poder concretar las partes que forman parte de nuestro
diseño:
1. Elección del diseño de investigación: ¿Qué diseño se adapta mejor al objeto del estudio? ¿Queremos
describir la realidad o queremos ponerla a prueba? ¿Qué metodología nos permitirá encontrar unos resultados
más ricos y que se ajusten más a nuestro tema de investigación?
2. Definición de los sujetos del estudio: ¿Quién es nuestra población de estudio? ¿Cómo debo muestrearla?
¿Quiénes deben resultar excluidos de la investigación?
3. Descripción de las variables de la investigación: Acercamiento conceptual y operativo a nuestro objeto de la
investigación. ¿Qué entiendo por cada una de las partes del objeto de mi estudio? ¿Cómo voy a medirlas?
4. Elección de las herramientas de recogida y análisis de los datos : ¿Desde que perspectiva estoy abordando
mi investigación? ¿Qué herramientas son las más adecuadas para recoger los datos de la investigación? Este
es el momento en el que decidimos si resulta más conveniente pasar una encuesta o "hacer un grupo de
discusión", si debemos construir una escala o realizar entrevistas en profundidad. Y debemos explicar además
cómo vamos aanalizar los datos que recojamos en nuestro estudio.
Las dos fases anteriores nos permiten ofrecer un proyecto de investigación justo en el momento antes de su realización.
Su importancia radica en que su confección es indispensable para obtener el permiso de para llevarla a cabo del Comité
de Investigación y del Comité de Ética del centro en el que trabajamos y, lo que no es menos importante, conseguir
recursos económicos a través de las ayudas que ofrecen los organismos públicos y privados a la investigación sanitaria.

La última fase, la fase empírica es, sin duda, la que nos resulta más atractiva, porque, por fin, podemos materializar
nuestra idea. Como el diseñador de moda que plasma su idea en un figurín y construye unos patrones para confeccionar
su traje, nosotros nos metemos en el campo de investigación, intentando estrujar la realidad con las herramientas que
hemos decidido usar para encontrar un resultado al problema de investigación.
1. Recogida de datos: En esta etapa recogeremos los datos de forma sistemática utilizando las herramientas
que hemos diseñado previamente.
2. Análisis de los datos: Los datos se analizan en función de la finalidad del estudio, según se pretenda
explorar o describir fenómenos o verificar relaciones entre variables.
3. Interpretación de los resultados: Un análisis meramente descriptivo de los datos obtenidos puede resultar
poco interesante, tanto para el investigador, como para los interesados en conocer los resultados de un
determinado estudio. Poner en relación los datos obtenidos con el contexto en el que tienen lugar y analizarlo a
la luz de trabajos anteriores enriquece, sin duda, el estudio llevado a cabo.
4. Difusión de los resultados: Una investigación que no llega al resto de la comunidad de personas y
profesionales implicados en el objeto de la misma tiene escasa utilidad, aparte de la satisfacción personal de
haberla llevado a cabo. Si pensamos que la investigación mejora la práctica clínica comunicar los resultados de
la investigación resulta un deber ineludible para cualquier investigador.
En los próximos números, analizaremos cada una de las etapas del proceso de investigación, de la manera más
operativa posible. Así que, desde este momento, animamos a los visitantes a iniciar un proyecto de
investigación, que pueda ir realizando paso a paso con la ayuda que esta sección les ofrece.
Y para aspectos más específicos, que no queden suficientemente aclarados en esta sección, el investigador
tiene la posibilidad de enviar una consulta al experto, que será respondida puntualmente en el otro apartado
de esta sección.