Respuestas

2013-02-14T02:36:58+01:00

Más de quinientos años de exposición a enfermedades, violencia y desposesión eliminaron a la mayor parte de esta población indígena. Hoy hay unos 818.000 indígenas en Brasil repartidos en más de 220 tribus dispersas por todo el país.

Hablan un gran número de lenguas procedentes de una gran variedad de familias lingüísticas; 110 de las lenguas tribales de Brasil cuentan con menos de 400 hablantes.

Las tribus de Brasil incluyen desde grandes tribus como los guaraní o los yanomami, con decenas de millares de integrantes, hasta los akuntsu y los kanoê, con tan sólo unas pocas docenas.

¿Cómo viven?

Los pueblos indígenas de Brasil viven en una enorme diversidad de medios naturales: selvas tropicales, praderas, monte bajo y semi-desierto. Poseen formas de vida muy dispares.

Su experiencia de contacto con los invasores europeos y sus descendientes también varía mucho. Algunos, como los guaraníes que viven en el Sur en un clima muy seco, han tenido contacto con los blancos durante más de 500 años; otros se han encontrado con ellos mucho más recientemente y hay algunas tribus que, de hecho, no han sido contactadas.

¿A qué problemas se enfrentan?

En los más de 500 años que han transcurrido desde que los europeos llegaran a Brasil, los pueblos indígenas de este país han vivido un genocidio a gran escala y la pérdida de gran parte de su tierra.

 Actualmente, su tierra aún es usurpada por haciendas o proyectos industriales, o invadida por mineros y colonos. Todavía hoy mueren asesinados, ya sea por enfermedades contraídas a raíz de la invasión de sus tierras, por inanición cuando se les expulsa de sus territorios de caza o por pistoleros a sueldo contratados por los terratenientes para mantener alejados a los indígenas.


En Brasil persiste un racismo endémico hacia los indígenas que permite que todo esto continúe (incluso la Ley aún los considera menores de edad). Lo más importante para los pueblos indígenas de Brasil es el control de sus tierras; Brasil es uno de los dos únicos países de Sudamérica que no reconoce la propiedad territorial indígena.