Respuestas

2013-02-06T01:14:45+01:00

Ha vuelto, de pronto, el invierno
Esta mañana, en los árboles, 
Las flores se han helado.
He visto en el jardín de mi casa
Los tulipanes rígidos
Quebradizos al viento frío del oeste

 

Por los cielos azules
lo verde, lo que vuela
la extinción sin piedad
hoy clamo por ti
¡madre tierra!.

 

No me resignaré
a no verte adornada
ni a saber que en tus aguas
la vida ya no se mueva.

 

transparente y limpia
aunque a veces sucia por tormentas
voy corriendo mar adentro
llevando sueños de cuando estoy despierta

Al mas alla del infinito
Sobre el Sol que me derrito
Y que por vida eterna insisto
En tus divinas panos repito
"Porque este es un mundo divino
que sabe tu camino"

 

Ellos comen de nuestras tierras
Nosotros de sus cielos
En sus mares profundos 
Se reflejan nuestros cruceros

 

Con su gran victoria regresan
Celebrando en el Drakkar comienzan 
Con cerveza y vino
Regresando a su vida
El lugar mas divino.

 

He aquí la historia de mi tiniebla
y de mi ardiente posesión de la tierra.

Una batalla,
un golpe duro contra mí mismo,
unas sílabas desgarradas
bajo la noche cruzada de relámpagos.

De mi memoria salen rostros
lluviosos,
peces de luto, barcos ciegos,
suburbios junto al mar,
calles con una luz al fondo
y estatuas de ceniza.

 

ESPER AYUDARTE COLOCALA COMO LA MEJOR AMIGA !  BESOS 

2013-02-06T01:15:42+01:00

Con tenue sonar…
la voz  del caracol 
va recorriendo,
desde lo alto de la montaña
toda la quebrada
con su suave caminar
junto con el viento
buscando los escondidos lugares
y siguiendo de corrido
hasta no dejar un solo lugar 
sin llamar, 
el eco es su ayuda
siempre presente,
así …planeando
cómo las águilas 
va descendiendo hasta lo profundo 
de la quebrada y el río …
perfumado que corre  lento, burbujeante,
alegre y misterioso.

Al llegar la música  caracolera 
ya impregnada  de verdes
y de los miles de sonidos de aves,
de mujeres y hombres
se une a la sinfonía del río 
en una sola voz
que retumba en sus gargantas
hasta el filo de la montaña,
y en la cordilleras resuenan 
las notas del río y el caracol
elevándose 
hasta el cielo azul
rayado
por el vuelo de las golondrinas.