Respuestas

2013-01-26T19:04:02+01:00

Sirven para enumerar objetos, palabras, ideas u otros, que guardan cierta similitud; además son pausas dentro de una expresión.

 

 

 

 

 

2013-01-27T00:19:11+01:00

Me dispongo a tratar hoy un tema nada fácil para los amigos de la escritura: las comas, esos pequeños signos bondadosos que a veces nos dan más de un quebradero de cabeza y repercuten seriamente en la salud de nuestros escritos. ¿Dónde han de ir, aquí o allí?

 

Comencemos repasando los principales casos en los que siempre han de emplearse:

 

VOCATIVOS. Los nombres en vocativo (que sirven para llamar o nombrar al interlocutor) se escriben seguidos de coma si van al principio de la frase, con coma delante si van al final y entre comas si van en medio: Berta, no te vayas todavía; No me gusta que te portes así, Miguel; No vuelvas a pedirme, mamá, que te lleve en coche al centro.

 

ENUMERACIONES. Se usan comas para separar frases, palabras o grupos de palabras que forman una enumeración o serie, si no van unidas por las conjunciones y, e, ni, o, uMis padres, mis suegros, todos nuestros hermanos y mis primos vinieron a mi casa a conocer al niño.

 

CONJUNCIÓN Y. Delante de esta conjunción sí se escriben comas: según el libro Saber escribir, del Instituto Cervantes, siempre que en una serie de frases cambie el sujeto en una de ellas (Tenemos que pintar las paredes, tenemos que ordenar y limpiar, y vosotros tenéis que comprar los muebles que hagan falta). En el Diccionario panhispánico de dudas se detallan a la perfección otros casos en los que es necesario el uso de la coma con las conjunciones y, e, ni, o, u.

 

INCISOS Y ACLARACIONES. Se usan comas para limitar incisos (sean aposiciones, oraciones de relativo, adjetivos…), aclaraciones, ampliaciones o comentarios dentro de una oración. Las recetas de horno, como ya te he comentado alguna vez, nunca me salen bien; Me ha traído en coche mi compañero, el jefe de marketing, porque estaba lloviendo; ¿Tú, que tanto nos has molestado, vas a mandarnos a callar?; Los niños, cansados, se acostaron antes de las ocho.

 

VERBO OMITIDO. Tendremos que insertar una coma en el lugar donde va el verbo que se omite en la oración. Mi hermano estudió Medicina; yo, Humanidades. Mi padre es tímido; mi madre, muy extrovertida.

 

NEXOS. Se pone coma delante de los nexos adversativos (mas, pero, sin embargo, sino…), consecutivos (luego, conque…) y causales (ya que, puesto que…), así como detrás de otros complementos oracionales (afortunadamente, en primer lugar…): Julia se ha echado novio, pero nunca se ven; Ya te he pagado tu parte, conque organízate como puedas; No conseguí llegar al centro, ya que había demasiado tráfico; Afortunadamente, ha parado de llover cuando tenía que salir del coche; En primer lugar, no nos juzgues a todos por igual.

 

ENLACES. Los enlaces como esto es, es decir, o sea, en fin, por último, por consiguiente, sin embargo, no obstante, además, en tal caso, por lo tanto, en cambio, en primer lugar, y también, a veces, determinados adverbios o locuciones que desempeñan la función de modificadores oracionales, como generalmente, posiblemente, efectivamente, finalmente, en definitiva, por regla general, quizás…, colocados al principio de una oración, se separan del resto mediante una coma. Ejemplos: Además, ya nos has hecho esperar bastante; Por consiguiente, vamos a esperar el próximo parte meteorológico; No obstante, es conveniente pintar la fachada… Cuando estas expresiones van en medio de la oración, se escriben entre comas: Está lloviendo, por tanto, no va a salir ninguna cofradía.

 

ORDEN INVERTIDO. Cuando se invierte el orden normal de una oración y se antepone la oración subordinada o la expresión que indica una circunstancia de lugar, tiempo, modo, causa, finalidad…:Cuando vino su prima, se fue él; Porque maté un gato, me llamaron matagatos; Si quieres venir a comer, no llegues después de las tres.

 

CLAÚSULAS. Se escriben comas tras las claúsulas de infinitivo, gerundio y participio de valor circunstancial. Corriendo todos los días, adelgazó veinte kilos; Terminado el trabajo, salimos a celebrarlo; De haber sabido que llovía, hubiéramos cogido el coche.

 

ENCABEZAMIENTOS DE ORACIONES. La coma separa cualquier palabra, grupo, etc., que se refiera a contenidos de los que el hablante va a decir algo y que aparezcan encabezando una oración: En cuanto a las notas, tuve que reñirle porque no podían ser peores; A propósito de libros, acabo de comprarme un lector electrónico.

 

ORACIONES DISTRIBUTIVAS. Usamos también coma para separar oraciones coordinadas o encabezadas por adverbios correlativos que funcionan como conjunciones distributivas o disyuntivas, como bien…, bien…; ora…, ora…; ya…, ya…, o bien…, o bienVeremos la película, bien en tu casa, bien en la mía; Este verano iremos, o bien a la playa, o bien al campo, pero saldremos de la ciudad. También se separan por comas las oraciones yuxtapuestas de sentido distributivo: Unos prefieren el queso duro, otros el blando.

 

Si has llegado hasta aquí, amigo o amiga lector/a, quizá me detestes por publicar una entrada tan extensa en vísperas de vacaciones de Semana Santa, pero al menos ya sabrás cuáles son los usos principales de la coma. Ahora vamos a repasar otra serie de aspectos que debemos tener en cuenta:

 

- Se pone coma delante de la palabra etcétera o de su abreviatura (etc.) y detrás, si la oración continúa: Compra harina, huevos, patatas, etc.; Compra harina, huevos, patatas, etc., y todo lo que ya habíamos hablado.

 

- No es correcto escribir coma entre el sujeto y el verbo de una oración, incluso cuando el sujeto está compuesto de varios elementos separados por comas (sería incorrecto escribir Mis hermanos, mis amigos, mis padres, siempre me critican). Sin embargo, hay dos excepciones a esta regla:

- Cuando el sujeto es una enumeración que se cierra con etcétera (o su abreviatura etc.). Mis h