Respuestas

2012-11-23T02:15:59+01:00

No cabe duda de que el iPad, junto con su sistema operativo, ha despertado todo tipo de opiniones. Éstas son positivas o negativas, pero todas acaparan los medios y han despertado la atención de todo el panorama. Incluso hemos visto cómo en los telediarios se comentaba el lanzamiento, aunque con algunos errores bastante graves por parte de algunas cadenas.

Algo a señalar es que el sistema del iPad es un iPhone OS vitaminado, con una serie de mejoras en la interfaz y perfectamente adaptado a la resolución del nuevo dispositivo. De hecho me extrañó muchísimo el hecho de que simplemente se refieran al sistema como el iPhone OS 3.2, sin ninguna pista en el nombre de que sea el sistema operativo del iPad.

Pero dejando de lado su nombre, es obvio que si empezamos a mirar hacia el futuro no es difícil ver que los próximos Mac OS X (quizás incluso el 10.7 del cual todavía no sabemos nada) empezarán a heredar funcionalidades y el aspecto de lo que Apple está implementando con sus dispositivos móviles. Y aunque eso supone un gran replanteamiento de la interfaz de usuario del sistema, tiene sus partes malas.

 

Y es que la misma Apple ya lo ha dicho varias veces: están aprendiendo mucho a raíz de lo que han conseguido con el iPhone OS y están aplicando todo ese aprendizaje al sistema de los Mac. Ya tenemos rastros de ello en el mismo iTunes, por ejemplo, en el que se pueden ver fácilmente elementos de la interfaz de usuario del iPhone OS:

Botones, barras de desplazamiento… poco a poco vamos heredando elementos de la interfaz que en un principio estaban ideadas para el iPhone. ¿Veremos algún día un sistema como el montaje de la imagen que encabeza este artículo? Aunque no exactamente, quizás en Cupertino tengan un objetivo similar a largo plazo, pero todo depende de si seguiremos utilizando los ordenadores portátiles y de sobremesa del mismo modo en el que lo utilizamos ahora, cosa que cada vez es más dudoso.

Resumiendo en este tema: no me extrañaría nada ver un futuro Mac OS X que se ha desecho de las ventanas y los menús normales para entrar en un nuevo tipo de interfaz, con elementos similares a los que vemos actualmente en nuestros iPhones. Sin embargo, si con este nuevo sistema también se hereda la filosofía de la App Store, entonces tenemos un problema.