Respuestas

2012-11-22T04:21:35+01:00

Encontré esto..espero que te sirva:)

 

INTRODUCCION

Todo lo que contiene este documento es parte de la Historia del Mundo, en este trabajo se reclama particularmente la cobardía de las personas responsables del Ataque Terroristas a Norteamérica, situaciones que pasaron antes y después de este atentado, sus consecuencias en el mundo. A cualquier persona que lea este trabajo, deseara que esto no volviera a pasar, pero en este mundo todo es posible. El Ataque cobarde que supuestamente lo realizo el terrorista Osama Bin Laden, creo yo que todavía no trae las verdaderas consecuencias, que espero que no sucedan, tales consecuencias podrían ser mortales para los Seres Humanos, podrían acabar con esta era del hombre; y lo que mas me hace pensar y pensar, es que el destino de la Humanidad puede en este momento estar en manos de una persona igual a la que fue el culpable de este Atentado.

 

Paco Alcoser

11 de Septiembre del 2001:

El DIA, en el cual el Mundo se conmociono.

a. EE UU sufre el peor ataque de su historia

1. El mundo en vilo a la espera de las represalias de Bush
La batalla inicial de la primera gran guerra del siglo XXI, una guerra de terror contra un enemigo inconcreto, se ha librado sobre sus dos ciudades más representativas. Las Torres Gemelas del World Trade Center, cuyos 110 pisos se alzaban sobre Nueva York, ya no existen. Y el Pentágono, el epicentro del sistema defensivo estadounidense, ha perdido todo su costado occidental. Un presunto ataque terrorista, múltiple y masivo, con un nivel de organización y capacidad destructiva nunca visto hasta ahora, ha sumido a la primera potencia mundial en su día más triste.

Para ver el gráfico seleccione la opción "Descargar" del menú superior 

 Estados Unidos es hoy un país dolorido, cerrado al exterior, absorto en un largo recuento de cadáveres. La batalla inicial de la primera gran guerra del siglo XXI, una guerra de terror contra un enemigo inconcreto, se ha librado sobre sus dos ciudades más representativas. Las Torres Gemelas del World Trade Center, cuyos 110 pisos se alzaban sobre Nueva York, ya no existen; son una montaña de escombros sobre una cantidad desconocida de cuerpos. Medio palmo de ceniza y polvo recubre las calles de Manhattan. Y el Pentágono, el epicentro del sistema defensivo estadounidense, ha perdido todo su costado occidental. Un presunto ataque terrorista, múltiple y masivo, con un nivel de organización y capacidad destructiva nunca vistos hasta ahora, ha sumido a la primera potencia mundial en su momento más triste.
El nombre de Osama Bin Laden, el millonario saudí que mantiene una guerra abierta contra EE UU desde un cuartel general oculto en Afganistán, está en todas las bocas. Se sabe de su obsesión con las Torres Gemelas, que ya intentó destruir en 1993 con un atentado que costó seis vidas; se sabe que había hablado a sus colaboradores de un inminente ataque; y se sabe que la capacidad operativa que le permitió atacar un buque de guerra estadounidense en Yemen puede haber llegado al nivel necesario para desplegar la matanza de ayer. No hay ninguna confirmación, ni sobre la autoría ni sobre el número de víctimas. Serán cientos, quizá miles. Unas 40.000 personas trabajaban en el World Trade Center, uno de los grandes símbolos de la economía americana. El doble edificio registraba el intenso tráfico humano de la hora punta, a las 8.45 de la mañana (las 14.45 hora peninsular española), cuando un avión se estrelló contra la torre sur. Fue el inicio de una jornada atroz, plagada de tragedias más allá de cualquier adjetivo. Comenzaba la evacuación de esa torre y todas las cadenas de televisión retransmitían en directo el incendio causado por el impacto. Eso permitió que, 18 minutos después de la primera explosión, millones de espectadores asistieran a la escena de un segundo avión lanzándose contra la torre norte.